martes, 3 de marzo de 2009

CÓMPLICES




Del libro "Entre soles y sombras"
Del cd "Huellas"

6 comentarios:

Blogger Avesdelcielo ha dicho...

Nos deja en carne viva el poema, es vivir con el otro, no acepTar la injusticia y la falta de dignidad.
Bravísimo, Gus.
MARITA RAGOZZA

3 de marzo de 2009, 16:42  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Poema durísimo como la misma realidad que nos duele a través de las imágenes. Esto es algo así como una operación a corazón abierto sin anestesia. La belleza de la poesía convertida en dedo acusador.
Jorge Luis Estrella

5 de marzo de 2009, 11:04  
Blogger Juan Carrizo ha dicho...

Que la pluma acusadora,llegue al lugar conspicuo,que trascienda la denuncia,como un vórtice de palabras ,cruce el atlántico y el pacifico,que abra los iris de los indolentes ricos (bello poema y muy pero muy triste) dejé un comentario porque tu lo mereces y porque no quiero ser cómplice

10 de marzo de 2009, 18:06  
Blogger Avesdelcielo ha dicho...

Ni caridad ni hipocresía, sino justicia.La voz del poema debe abrir las compuertas de la indiferencia.
MARITA RAGOZZA

14 de abril de 2009, 16:17  
Blogger Alicia Susana Gómez. ha dicho...

Poema. Arenga que despierta sin metáforas a quien se duerme la pesadilla de no querer hacerse cargo.

9 de julio de 2009, 2:44  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Antonio Sorbille dijo...
Tus versos son como látigos que despiertan. Una bofetada a la indiferencia de una sociedad hipócrita.

25 de julio de 2009, 23:11  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal