martes, 18 de agosto de 2009

Juguemos en el bosque



Gustavo Tisocco
Del libro "Entre soles y sombras"
Del Cd: Huellas

15 comentarios:

Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Tristeza de un tiempo amargo, para todos. Pero nadie lo olvida, queda la memoria por las dudas, con tu poesía.
mi admiración de siempre

13 de septiembre de 2009, 12:28  
Blogger Juan Carrizo ha dicho...

¡¡Aplasus sostenidos para este poema!!!Tan bien logrado

14 de septiembre de 2009, 10:49  
Blogger Avesdelcielo ha dicho...

Fuerte. y aún más cuando el horror se convoca con las letras de rondas infantiles.Extraordinariio, Gus, cómo empleas los signos poéticos para desentrañar la realidad.
MARITA RAGOZZA

16 de septiembre de 2009, 20:36  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querido Gustavo: En este poema necesario y esencial para mantener viva la memoria , la imagen y la palabra se unen para evocar a los muertos queridos, desde la infancia hasta la juventud trunca.Besos Irene Marks

20 de septiembre de 2009, 18:16  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Antonio Sorbille dijo...
La memoria, cuánto la necesitamos, y que bien planteado en tu poema. Felicitaciones.

26 de febrero de 2010, 16:54  
Anonymous silvia loustau ha dicho...

Gus, voy a cree firmenten en la causalidad de la que hablaba Jung, e todos los poemas que tenia para elegi este fue el primero.
Me conmovió , muchisimo, vere de subirlo a mi muro y se lo enviara a a mgos que no estan en el pais.
Un abrazo muy grande

Silvia

20 de febrero de 2011, 14:25  
Anonymous Anónimo ha dicho...

el poema y esas imágenes hacen temblar,
un abrazo
Anahí

23 de marzo de 2011, 21:49  
Anonymous Anónimo ha dicho...

la memoria necesita de la memoria... y tu poesía está dispuesta a no hacer pactos con la nada y sobre todo está decidida a perdurar

Shirley V

23 de marzo de 2011, 22:08  
Blogger Analía ha dicho...

Gracias por mantener viva la memoria, Gus querido.
Y con semejante poema, intenso y comprometido, el cual he tenido el honor de compartir este mes con los lectores de con voz propia.
Mi abrazo y mis buenos deseos siempre, cada día
Analía

23 de marzo de 2011, 22:27  
Blogger galáctica ha dicho...

Un poema que releo en este día de la Memoria, un poema potente junto con la videoimagen, un poema que mucho expresa, que mucho dice, que mucho duele. La imagen final de la rayuela y ése "llegaste al cielo" son un alegato que se alza para enarbolar en el corazón. Un beso Irene Marks

24 de marzo de 2011, 8:56  
Anonymous Anónimo ha dicho...

IMPORTANTÍSIMA ES, CADA ANIVERSARIO DEL TERRIBLE GOLPE MILITAR QUE DESOLÓ NUESTRA PATRIA, QUE LA VOZ DE UN POETA SENSIBLE COMO VOS,QUERIDO GUSTAVO, MANTENGA VIVA LA LLAMA DE LA MEMORIA. BUENÍSIMO, ALFREDO LEMON

24 de marzo de 2011, 13:46  
Blogger Isabel ha dicho...

Juguemos en el bosque, realmente un poema para la memoria, donse se viven paso a paso momentos indignos del ser humano. La poesía se entecruza con el dolor y el juego. También la cercanía de la infancia en esa población que no conoció otras leyes que el maltrato. y que tal vez murió con la esperanza de un mundo distinto.
Muy buen video.
Isabel Llorca Bosco

24 de marzo de 2011, 14:09  
Blogger Mariasilvia ha dicho...

Ay, Gus, cómo duele este! Ya no quiero jugar.

24 de marzo de 2011, 15:12  
Blogger Máximo Ballester ha dicho...

Y llegamos al cielo de tu poema. Cuánto dolor en esta tierra, cómo se pudo engendrar tan horror, tanto desprecio por la vida.
Gracias.

24 de marzo de 2011, 18:10  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Gus
Las imágenes y las palabras se apiñan para evocar los llantos de los muertos, desde la infancia hasta la juventud.
Muy bueno.
Saludos, Camilo

25 de marzo de 2011, 19:47  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal