martes, 26 de enero de 2010

Niños blancos



Gustavo Tisocco
Del libro "Desde todos los costados"
Del Cd "Corazón de níspero"

10 comentarios:

Blogger galáctica ha dicho...

Querido Gus: El !exilio" deviene cuando no podemos ya entrar a ese cielo de la infancia, donde los niños blancos de rizox azules siguen revoloteando durante la siesta que llevamos en el corazón. La magia de la leyenda acompaña a la naturaleza en este videopoema profundamene nostálgico, pleno de la ternura de lo invisible, lo perdido y amado. Para ver muchas veces Irene Marks

12 de febrero de 2010, 13:42  
Blogger Traductora Escritora Marián Muiños ha dicho...

Esa afirmación final... "somos exilio" es tan poderosa que no es posible continuar sin preguntarse: ¿soy exilio yo también? La pregunta la deja el poeta, la respuesta se multiplica en cada lector mientras la música del bello video nos regala unos segundos para reflexionar.

12 de febrero de 2010, 13:58  
Blogger Nerina Thomas ha dicho...

Se me eriza la piel, mezcla de dolor y tantas ausencias.
un cariño

12 de febrero de 2010, 15:32  
Blogger Alicia Susana Gómez. ha dicho...

Un corazón abierto que dibuja la imagen del exilio.

12 de febrero de 2010, 17:04  
Blogger Analía ha dicho...

uau me conmoviste y movilizaste terriblemente, mi querido Gus, no paro de llorar, no me sale decirte nada más
Beso y abrazo fuerte fuerte fuerte
analía

13 de febrero de 2010, 11:40  
Anonymous Anónimo ha dicho...

David Antonio Sorbille dijo...
Conmovedor como siempre. Un gran saludo.

26 de febrero de 2010, 16:31  
Blogger Isa ha dicho...

Cierto es querido Gus, "somos noche, smos exilio" y no es metáfora. Lo sabes, lo sabemos. Abrazo queda, Isa

13 de abril de 2010, 12:24  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¡que lindo tener un hermano gus¡ yo la tuve pero se quiso marchar, las siestas son inolvidables
¿no es así?

te quiero mucho


maria elena tolosa

5 de mayo de 2010, 0:08  
Anonymous Anónimo ha dicho...

que bello poema para el recuerdo y la infancia, que bellas escenas, deben ser de tu Mocoreta del la niñez.L

6 de octubre de 2010, 22:13  
Anonymous Anónimo ha dicho...

Querido Gus: qué se puede agregar que no te hayan dicho ya tantos y tantos poetas. Tus poemas llenos de añoranza por los días de tu infancia, por aquéllos que se fueron y no se sabe dónde están, aparte de en nuestro recuerdo. Es una tristeza que yo comparto, por mis años de infancia y por mi adolescencia que duró tan poco porque la historia me hizo ver de pronto la realidad tremenda de mi tierra. Y todo eso está ahora para mí tan lejano, pero tanto, que quisiera volver a vivir otra vez esa emoción de juventud, que destilan tus versos... pero ahora duele mucho más que antes, porque con los años que pasan el corazón se vuelve más tierno, menos valiente, más sensible...
Bravo por tus versos, bravo por tu corazón, aún tan joven...
Celina

2 de marzo de 2011, 12:31  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal